Hatha Yoga. Yoga Iyengar. Construyendo simetría y espacio en las Asanas o posturas de Yoga

Hatha Yoga. Yoga Iyengar. Construyendo simetría y espacio en las Asanas o posturas de Yoga

Dentro del Hatha YogaYoga Iyengar existen Asanas que implican alineamiento, simetría corporal y Asanas donde trabajamos la asimetría en la posición del cuerpo. Siempre tenemos que empezar interiorizando, sintiendo, viviendo la neutralidad, el alineamiento, la simetría en el cuerpo con las Asanas simétricas para progresar hacia la asimetría (ejecutando por ejemplo el Pachimottanasana antes del Janu Sirsásana).

Este alineamiento y simetría no sólo es físico, es también orgánico, mental y psicológico. Tenemos que vivir, sentir y entender a nuestro cuerpo cuando hacenos Asanas donde trabajamos la simetría y el alineamiento corporal y ver cómo reaccionan y como sentimos nuestros órganos, nuestra mente en estas posturas, y a partir de aquí, al realizar una Asana donde implica un desalineamiento y una asimetría, observar cómo se comporta y cómo afecta esto a nuestros órganos, a nuestro estado mental y psicológico,  y ser capaces de adaptamos para volver a nuestra simetría mental, manteniendo los órganos en su lugar correcto. Habrá muchos factores que nos obligarán a luchar para conseguir la simetría como: una espalda poco flexible, una pelvis poco flexible, un abdomen prominente, problemas de flexibilidad de rodilla, rigidez en la parte posterior de las piernas, una mente que le cuesta concentrarse…

Y así practicando y entendiendo la simetría y el alineamiento en las Asanas podemos ir más allá creando espacio dentro de nuestro cuerpo y sintiéndolo durante la práctica. Sólo cuando sabemos alinear correctamente el cuerpo físico, colocar los órganos correctamente, alinear nuestra mente podemos crear espacio ejecutando las Asanas.

Hay muchas maneras de trabajar en las Asanas creando más espacio en nuestro cuerpo. Podemos alargar los lados del tronco, alargando la columna y creando más espacio entre nuestras vértebras, periféricamente estirando la piel, alargando los músculos conectados a los huesos. Podemos alejar las costillas de la pelvis dando estirando y espacio al abdomen, expandiendo la caja torácica con respiraciones completas llenando los pulmones completamente con cada inhalación, ayudando así a masajear, oxigenar los órganos internos y hacer que funcionen mejor. Creando espacio hacemos que se incremente el aporte sanguíneo a las diferentes partes del cuerpo, repercutiendo positivamente el la oxigenación, salud interna de nuestros órganos y la depuración de productos de desecho de nuestro cuerpo.

Extracto artículo de Pavithra Hareeth Yoga Rahasya

@2018 Beyoga | Condiciones de uso | Política de privacidad de redes sociales | Política de cookies
Desarrollado por Corem Web Agency

639 179 123
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar
Aceptar