Pilates para el embarazo. Pre-parto y post-parto.

Clases de Pilates durante el embarazo.

Dar clases de pilates durante el embarazo es una opción que eligen muchas mujeres hoy en día. Aporta muchos más beneficios de los que se conocen y ayuda a las mujeres a llevar su embarazo mucho mejor de manera tanto física como psicológica.

Podemos encontrar clases de pilates para todo tipo de embarazadas. Al ser una modalidad en la que existen muchos tipos de ejercicios, no es difícil poder adaptarlos a cada mujer. Son muchas las ganancias que aportan las clases de pilates durante el embarazo. Es por eso que muchas mujeres no dudan en practicar este deporte durante los meses de gestación y luego han comprobado los resultados.

La práctica regular de ejercicios durante la gestación favorece el sano desarrollo del embarazo. Además de mantener el peso, fortalecer la musculatura, descomprimir la columna y estimular la circulación sanguínea, las embarazadas que practican regularmente ejercicios suelen tener:

  • Menos complicaciones y patologías propias de la gestación y asociadas a ella.
  • Sufren menos partos por cesárea.
  • Requieren de menos anestesia.
  • Su parto es de menor duración.
  • Su recuperación post parto es más breve.

 

En Beyoga te acompañamos durante todo tu embarazo para que te sientas segura practicando este deporte. Adaptamos las clases de pilates durante el embarazo para que fluyas con los ejercicios que te sientas más cómoda.

¿Es recomendable practicar pilates durante el embarazo?

Existen muchas dudas sobre si es bueno practicar pilates durante el embarazo. La práctica de Pilates reúne todas las cualidades y requisitos para ser considerada segura y eficiente en el logro de los objetivos propuestos para un embarazo saludable y un parto sin complicaciones. Ejercicios que ayudan a fortalecer y tonificar los músculos, estirarlos, permitiendo el acondicionamiento cardiovascular, fortalecer la musculatura, aumentar la flexibilidad, mejorar la postura, la coordinación, la respiración y la concentración.

Además, a través de Pilates , conocerás mejor tu cuerpo y aprenderá a escuchar sus mensajes, dominarás de mejor forma y conscientemente sus movimientos, lo que contribuirá a disminuir la ansiedad propia de su condición, permitiéndote disfrutar de este trascendental período de su vida de forma saludable. Por ello, es un sistema de acondicionamiento ideal para mujeres en pre-parto y una excelente alternativa para la recuperación post parto ayudando a retonificar el abdomen y el suelo pélvico.

Practica pilates en cualquier momento de tu embarazo.

Practicar pilates durante el embarazo no te provocará consecuencias negativas debido a que es un deporte de bajo impacto. Es por eso que, siempre que no exista una contraindicación médica, el pilates se puede practicar desde el momento en que sabes que estás embarazada hasta dar a luz.

El tipo de ejercicios de pilates que practican las embarazadas va cambiando según la semana de gestación en la que se encuentren. Por ejemplo, en el primer trimestre es donde se debe tener más cuidado, por lo que los ejercicios serán más sencillos y de menor intensidad. Durante el segundo trimestre se aumenta un poco más la intensidad y se recomienda practicar actividades complementarias.

Por último en el tercer trimestre, cuando más cansada se encuentra la embarazada, se suele disminuir el tiempo de práctica y los ejercicios se centran en el zona pélvica para ayudar a preparar el inminente parto.

Si no se ha practicado nunca Pilates, no es recomendable iniciarlo hasta el inicio del segundo trimestre. Esto es debido a que el entrenamiento efectivo del “powerhouse” o centro requiere mucha conciencia del cuerpo y de la forma en que éste se mueve, labor que se dificulta mucho durante el embarazo por el permanente cambio que sufre el centro abdominal. A partir del segundo trimestre de embarazo puedes iniciar o continuar la práctica de este método siempre con la aprobación de tu médico.

Ejercicios y beneficios de pilates para embarazadas.

Uno de los problemas más comunes en las embarazadas son los dolores de espalda. Conforme va aumentando el peso de la barriga, más incómoda se encuentran estas mujeres. Es por eso que la práctica de ciertos ejercicios de pilates para embarazadas conlleva múltiples beneficios que se puede ir viendo a lo largo del embarazo.

Entre los ejercicios de pilates para embarazadas más comunes encontramos:

  • Tumbada: En el suelo boca arriba con los brazos extendidos, giramos la pierna hacia un lado y la cabeza hacia el contrario para estirar la columna.
  • A cuatro patas: Nos ponemos en esta posición inicial y estiramos un brazo hacia delante y la pierna contraria hacia atrás.
  • Fitball: Estando de pie, se apoyan las palmas de las manos en el fitball y se hace un arco con la columna.
  • Banda elástica: Colocamos una pierna un poco más adelantada pisando la banda en el centro y la estiramos con las manos hacia arriba.

Entre los beneficios de la práctica de Pilates durante el embarazo se encuentran:

  • Fortalece la pared abdominal, lo que es muy importante para contener el aumento del tamaño del vientre, aumentar la fuerza expulsiva en el trabajo de parto, prevenir la diástasis de los rectos abdominales, la separación anormal de los músculos de la pared abdominal, y ayuda a disminuir la hiperlordosis lumbar, el aumento de la curva lumbar por el aumento de tamaño y peso del abdomen.
  • Disminuye la tensión generada en los músculos.
  • Mejora la mecánica respiratoria y la oxigenación de los tejidos, ya que la técnica Pilates utiliza la respiración como un elemento esencial en todos sus ejercicios.
  • Disminuye la fatiga por el trabajo en la musculatura de extremidades inferiores, los edemas, y mejora el retorno venoso previniendo o disminuyendo el riesgo de desarrollo de varices.
  • Mantiene y mejora la movilidad de las articulaciones, por ser un ejercicio suave y sin impacto.
  • Fortalece el suelo pélvico, ya que, a diferencia de otro tipo de ejercicios, la técnica Pilates contribuye al trabajo de estos músculos, ayudando así, a la recuperación post parto y manteniendo el adecuado control de esfínter, evitando la incontinencia de orina.
  • Embarazo con más energía. Si se realiza ejercicio físico al menos en los últimos 6 meses del embarazo, en términos generales se puede esperar un embarazo con más ánimo y energía, menos probabilidades de hipertensión, colestasia, lumbagos, infecciones urinarias, edemas y varices.

Tipo de clase: Clases privadas.

¿Cuánto cuesta?:

Horario completo:

@2022 Beyoga | Condiciones de uso | Política de privacidad de redes sociales | Política de cookies
Desarrollado por Corem Web

639 179 123
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar
Aceptar